Tag Archives: política

¿Se informan bien los expertos en Social Media sobre el trabajo de los Equipos de Comunicación de los partidos políticos?

24 Jun

Leo a tod@s l@s expert@s en Social Media que voy conociendo poco a poco en las redes sociales, y he llegado a plantearme la cuestión del título.

Muy pocos de ellos y ellas llegan a conocer, ni siquiera se molestan por conocer el trabajo que vienen realizando los equipos de comunicación en general, y los 2.0 en particular.

No sé en el caso del PP, ni de otros partidos, pues sólo conozco el trabajo que se viene realizando en el PSOE, ya que he trabajado para ellos, por lo tanto sólo hablo de lo que conozco.

Ferraz tiene un equipo multidisciplinar que lleva el tema de comunicación 2.0. No tienen sólo una figura del Comunity Manager, es más, no les gusta nada este nombre, para ellos y ellas no hay Comunity Manager sino un equipo 2.0.

Hay expertos que todavía hablan de que las redes sociales de los partidos políticos son gestionados por becarios, pero, al menos, del caso del que os hablo, no, ya que consideran muy importante este trabajo y siempre contratan a gente experimentada.

Este equipo 2.0 no sólo existe para gestionar unos determinados perfiles en las redes sociales, es mucho más.

Hay todo un trabajo detrás que no se ve, un trabajo diario de escucha activa, que cuenta con personal específico para monitorizar y realizar informes cualitativos sobre lo que se dice en Internet, tanto sobre ellos mismos, como de política, cultura, economía, actualidad, etc. Informes que llegan a los órganos directivos de la organización.

Este mismo equipo tiene también como objetivos crear y seguir un protocolo de gestión de crisis de reputación digital y un protocolo de movilización.

Lo que veo muy a menudo son análisis incompletos de expert@s, superficiales, q sólo recogen datos y anécdotas de días concretos, sobre todo, cuando hay meteduras de pata de los partidos o de los políticos y políticas que están en Twitter u otros espacios.

Muy pocos expertos llaman a las sedes ( cuyo teléfono es público y fácil de encontrar) para ponerse en contacto con estos equipos. Conozco pocos ejemplos, sobre todo, los que he vivido son casos de investigadoras y estudiantes del mundo de la comunicación política q han pedido datos , información, estadísticas y han querido conocer a las personas que componen ese equipo y cuáles son sus funciones, como se organizan y coordinan.

Lo demás, es sólo describir ciertos hitos o anécdotas. Lo otro, es ver más partes del pastel. Insisto, que el conocer el proceso y sistema de ” escucha activa” de un partido, es muy interesante y lo más importante.
Para mí y muchas otras personas, es para lo que l@s polític@s deben estar en las redes.

El liderazgo de las mujeres

26 Oct

¿ CUOTAS SÍ O CUOTAS NO?

Todavía hoy en día hay gente que pone en cuestión las políticas de igualdad entre hombres y mujeres, sobre todo las de acción positiva, como las cuotas de poder.  Este tipo de políticas tienen por  objetivo  aumentar en número considerable la representación del género que se encuentre infrarrepresentado en cualquier ámbito de la vida social, cultural, económica y política.

¿Por qué son necesarias las cuotas de poder en el momento actual en España?

la lucha de las mujeres para conseguir una posición activa dentro de la vida pública ha sido muy compleja a lo largo de los siglos y ha requerido una constante lucha por parte de las mujeres. Bien es cierto, que apoyadas por algunos hombres feministas.

  • La sociedad está en deuda con un necesario reconocimiento de los derechos políticos de la mujer.

El haber alcanzado el reconocimiento jurídico y social del derecho a elegir, para las mujeres ha sido más difícil que hacer efectivo el derecho al sufragio pasivo, o sea, el derecho a acceder a puestos de elección.  Esto ha encontrado grandes obstáculos, no tanto en términos del reconocimiento formal, ya que la Constitución Española de 1978 reconoce ambos sufragios para las mujeres en las mismas condiciones que los hombres, sino en parte, a que hoy perduran en la mente colectiva los prejuicios y barreras contra la designación de mujeres en puestos de responsabilidad política. Prejuicios como que las mujeres por “naturaleza” son más blandas, menos inteligentes, no tienen tiempo para dedicarse a la carrera política porque tienen que cuidar de su familia, lo que pueden tener algo de cierto en esto último, ya que la falta de una normalizada corresponsabilidad familiar entre empresa, trabajador/a, familia y Estado, hace que aún hoy sea la mujer la que dedique más horas a tareas dentro del hogar y de cuidados, teniendo menos tiempo para cuidados personales, trabajo remunerado, y actividades sociopolíticas.

En el siguiente enlace podéis ver una serie de estadísticas sobre usos del tiempo y sobre conciliación. 

Dicho esto, hay que desmentir algunos argumentos contra las acciones positivas.

  • En primer lugar, estas no discriminan, sino que compensan la actual existencia de barreras que impiden la justa proporción de mujeres en puestos políticos.

  • Una Democracia representativa y a la vez participativa debe proporcionar que el propio sistema permita que las mayorías, las minorías y la mitad de la población como en el caso de las mujeres, puedan ser representadas así mismas y que sean ellas las que ejerzan el poder para defender sus derechos y conseguir destruir el sistema patriarcal. Un sistema político donde la mayoría de los actores son hombres sostiene un sistema conservador y patriarcal y que desdibuja la diversidad.
  • Las elecciones tratan sobre representación y no títulos académicos necesarios para llevar a cabo esta labor. La constitución dice que CUALQUIER ciudadan@ mayor de 18 años puede ejercer su derecho de sufragio pasivo. En el caso de las mujeres que ostentan algún cargo público, siempre se pone en cuestión su valía, su carrera profesional y sus estudios. Las mujeres están tan capacitadas como los hombres, es más, hoy en día las Universidades tienen más estudiantes femeninos que hombres.
  • La introducción de cuotas en los partidos políticos o en las listas electorales puede originar conflictos, pero sólo de forma temporal. Aunque no más conflictos que se generan a la hora de poner a uno u otro hombre en los puestos de salida o en las Ejecutivas.
  • Son los partidos políticos los que controlan el proceso de selección final, aunque en primeras instancias sea la militancia la que elija en el caso de algunos partidos, por lo que no son los votantes,  quienes en primer lugar deciden  quien resulta elegido. Como fue el caso de Carme Chacón.

  • Una de las razones fundamentales por las que hay que fomentar la participación de las mujeres es que cuando resultan elegidas, sirven de modelo para otras mujeres. Nuestra sociedad tiene aún hoy muy pocos modelos de referencia femeninos en los que las niñas y los niños puedan mirarse y decidan el día de mañana ser como ellas.

El hecho de que falten  modelos de rol femenino en la política hace que se reproduzca una y otra vez la escasez de mujeres en puestos de decisión con responsabilidades de alto calado. Si las cuotas legales pueden lograr que se elijan algunas de ellas, serán más las que seguirán este camino.

Muchas mujeres no van a foros donde sólo hay hombres porque se sienten incómodas, observadas y fuera de lugar. Los hombres imaginaos ir a una clase de aerobic donde sólo hay mujeres, partiendo de que este ejemplo es mucho más simple que el estar en un partido político. Al principio la situación es un poco incómoda.

  • Por otro lado, y frente a los que dicen que las cuotas hacen que se elijan a mujeres poco cualificadas, al haber menos mujeres que hombres en partidos políticos, el sistema de cuotas compromete a éstos a buscar mujeres candidatas adecuadas e incluso mejor preparadas que los hombres.

Por hábitos, tradiciones o redes sociales, los comités de selección de los partidos políticos dominados por hombres tienden a elegir a un número reducido de mujeres. Las cuotas legales obligan a los partidos políticos a esforzarse por buscar, encontrar y formar a mujeres candidatas, ya que de otra forma, ni se molestarían en hacerlo.

  • Es probable que cuanto más  legisladoras haya en la vida política más presión harán éstas a favor de leyes que eliminen barreras para que más mujeres resulten elegidas, como por ejemplo, políticas de conciliación familiar, políticas de derechos reproductivos, leyes sobre dependencia, permisos de maternidad y paternidad, etc.

  • Por lo tanto, las cuotas no son discriminatorias en sí mismas, sino que simplemente compensan una discriminación existente. Más que limitar la libertad de elección, hace que el electorado tenga la oportunidad de elegir tanto mujeres como hombres.

LIDERAZGO FEMENINO, OTRA FORMA DE HACER POLÍTICA

La experiencia femenina es necesaria en la política. Se dice que el liderazgo femenino es muy diferente del masculino tradicionalmente.

Los estudios dicen que las mujeres tienen diferentes formas de gobernar y dirigir que los hombres.

  • Por un lado, buscan  los intereses del grupo más que los individuales.
  •  Se dice que su poder reside en parte en el carisma, sus habilidades de interacción, el trabajo arduo o sus contactos personales más que al puesto o la jerarquía que ocupan dentro de la organización.
  • Suelen alentar la participación, compartir el poder y la información con los demás, así como alimentar su autoestima y estimularlos cuando alcanzan los objetivos.
  • Las mujeres aportan mayor creatividad, un mayor enfoque sobre los objetivos y saben valorar la importancia del capital humano.
  • Son ingeniosas, imaginativas y realistas, han luchado muy duro por ganarse la confianza de los demás, abordan diferentes frentes siendo resolutiva en temas muy diferentes (personales, familiares, profesionales…).
  • Ocupan diferentes roles como: persona, madre, mujer y profesional, tomando permanentemente decisiones en estos diferentes ámbitos. Por lo que están más que de sobra entrenadas para la acción política y la toma de decisiones.

Todo esto no es porque la naturaleza nos haya dado cosas diferentes a hombres y a mujeres, sino que nos han educado de diferente manera, esperando de cada sexo un comportamiento diferenciado.

Mientras que de los hombres se esperaba que fuesen competitivos, fuertes, tercos, decididos y siempre con todo bajo control, a las mujeres les estaba permitido ser cooperativas, emocionales y vulnerables, y esto puede explicar por qué las mujeres tienden más al liderazgo interactivo.

Además al haber sido durante tantos siglos apartadas y relegadas de la vida pública sabemos que lo que no nos gusta para nosotras no lo queremos para los demás.


Debemos tomar conciencia de que la construcción de una sociedad más justa, no comenzará hasta que la participación de las mujeres sea en las mismas condiciones que las de los hombres.  No podemos hablar de un régimen democrático, si las mujeres no participan  en la toma de decisiones.

La participación de la mujer es necesaria en todo proceso político transformador, pero para ello hay que motivar esa intervención.

Ahora bien, cuando se habla de una participación igualitaria de la mujer en el mundo de la política, no se trata de enfrentar a hombres y a mujeres, no se trata de lucha de sexos; de lo que se trata es de que exista una representación equilibrada, y para que eso suceda y funcione con naturalidad todavía quedan muchas décadas de cambio en esta sociedad, sobre la mentalidad de la gente, por eso hay que empujar y apoyar el cambio, para que dentro de unos años no haga falta ningún tipo de cuotas.

 

DENTRO DE LA IZQUIERDA TAMBIÉN HAY MACHISMO

Hoy en día, hasta los partidos más progresistas cuentan dentro de sus filas con representantes y militantes que pueden convertirse en el principal obstáculo para la elección de las mujeres. Son conservadores e intentan aferrarse al poder, tratando de evitar ceder un espacio político que quizá nunca debieron de ocupar.

Una pregunta que siempre me hago muchas veces y que me da mucho que pensar es ¿cómo es posible que mi pareja, que se define como conservador y votante de derechas sea en su caso, menos machista que algunos compañeros de partido, que son de opciones de izquierdas y forman parte del Partido que trajo a este país las políticas de igualdad?

Cuando hablo de machismo hablo de una amplia escala de acciones y comentarios machistas, desde las más evidentes a “micromachismos” como el hacer referencia siempre al físico o el sexo, resaltando este tipo de cosas antes que cualquier otras cualidades, o que hagan que las conversaciones una y otra vez sobre una misma gire en torno a estos temas.

Creo que la respuesta está en que es una cuestión de poder, mi pareja permanece ajeno al mundo de la política y no tiene que competir en este aspecto, algunos varones integrantes de un partido no quieren ceder su parcela de poder.

 

Afortunadamente dentro del Partido Socialista existen cada vez más hombres feministas, pero feministas que saben lo que esta palabra significa de verdad, y que están dispuestos a luchar en la misma medida que las mujeres y a no dejarlas solas. Son hombres que se suman y lo hacen porque saben que el feminismo beneficia a toda la sociedad en su conjunto. Hombres como Alfredo Pérez Rubalcaba, que ha integrado a la perfección el discurso feminista de sus colegas Elena Valenciano, Ángeles Álvarez y otras muchas socialistas feministas. Al principio dudaba si él sería capaz de continuar el legado feminista de Zapatero, pero ahora, no tengo ninguna duda, él mismo ha dicho que  

“No las quiero a nuestro ladolas quiero en nuestro sitio” y sabe que ‘las mujeres dan más poder a las mujeres’ y que  “todos sabemos que es más fácil cambiar el BOE que las mentalidades. Por eso hay que mantener continuamente la atención política sobre este tema. Si paramos, retrocederemos”.

 

Definición de feminismo: http://www.mujeresenred.net/spip.php?article1308

 

Me gustan los hombres feministas, y por el contrario, no podría compartir la vida con un hombre que me mire a los ojos y no vea a una semejante con los mismos derechos, deberes y capacidades. Como Engels por ejemplo, que puede considerarse uno de los precursores socialistas-feministas y que decidió en su época no casarse con su compañera a la que amaba y respetaba profundamente, puesto que consideraba que el matrimonio de entonces era una institución que oprimía a la mujer.

Engels en su libro “El origen de la familia, la propiedad privada y el Estado” (1884) equiparaba la dominación de clase con la dominación de la mujer por el Friedrich Engelshombre. Sin embargo, para él como para Marx, la emancipación de la mujer sólo se haría realidad tras una revolución socialista que liquidara el capitalismo.

Esto último debería ser al contrario puesto que

  “LA REVOLUCIÓN VERDADERA SERÁ FEMINISTA O NO SERÁ”.

La mujer siempre será la última en la escala de la opresión, incluso por debajo de hombres de clase social oprimida, porque bajo el yugo de este siempre habrá una mujer.

Así, un/a socialista debe ser primero feminista que socialista, puesto que   el verdadero cambio  no podrá realizarse hasta que no se haya resuelto la cuestión femenina, como lo afirmaba una gran feminista-socialista, Alejandra Kollontai.

Es más, el feminismo es la perfección del socialismo. Es la búsqueda “radical” de la igualdad, y por lo tanto, cierra el círculo de la esencia de la ideología socialista.

La “lucha” feminista es la única que puede romper con los esquemas patriarcales, neoliberales y clasistas.

 

ALGUNOS ENLACES DE INTERÉS: 

http://feminismoantelacrisis.wordpress.com/

Hacia el liderazgo político de las mujeres.

Feminismo socialista.

Definición de acciones positivas: 

“estrategias destinadas a establecer la igualdad de oportunidades a través de medidas que permitan contrastar o corregir aquellas discriminaciones que son el resultado de prácticas o sistemas sociales”.

A %d blogueros les gusta esto: